sábado, 25 de julio de 2015

5 consejos para cuando haces sparring de Muay Thai con un oponente más grande


Ya sea en el sparring o en el entrenamiento, ser emparejado con un compañero significativamente más grande puede ser una situación intimidante y desafiante. Ser más grande o más pequeño que tu compañero de sparring tiene sus ventajas y desventajas. Los artistas marciales saben que los retos pueden ser conquistados, siempre y cuando nos enfoquemos en la técnica y la estrategia en vez de la fuerza.

Hoy les presentamos 5 consejos para cuando haces sparring de Muay Thai con un oponente más grande:

1- Mantén la calma.

A menos que seas un peleador experimentado, encontrarás ocasiones en las que te sentirás muy tenso e intimidado cuando enfrentas a un compañero de sparring más grande. Aprender a mantener la calma es la cosa más importante que necesitarás en un sparring, sin importar si enfrentas o no a un oponente más grande. Resiste el miedo de combatir con alguien más grande y fuerte que tú, respira y relájate; esto permitirá que te defiendas cómodamente, ejecutarás las técnicas de forma más eficiente y tendrás menos fatiga.

2- Concéntrate en la técnica.

Cuando tienes un oponente de sparring más grande, es extremadamente importante que sepas que perderás en el departamento de fuerza, entre más pronto te convenzas de eso, más pronto empezarás a usar tu mente y tu técnica en lugar de usar tus músculos contra tu oponente como si fuera un compañero del mismo tamaño.

Es cierto que el Muay Thai es famoso por su poder y eficacia, pero este arte fue construido en la base de usar la técnica sobre la fuerza. Así que cuando llegue el momento de hacer sparring con alguien más grande, enfócate en ejecutar tu técnica de forma perfecta. Antes de que te des cuenta, estarás venciendo a tu rival porque no estás confiando en la fuerza.

3- Domina la distancia.

Los oponentes grandes tienen una significativa ventaja de alcance sobre ti. Para dominar el rango, es importante que golpees y te mantengas seguro. Así que en vez de pararte en tu distancia habitual, debes mantenerte más cauteloso. Desde esta distancia segura, debes usar técnicas que mantengan esa distancia, técnicas como patadas defensivas y jabs.

Esas técnicas no sólo te ayudarán a dominar la distancia, sino que también son buenas herramientas defensivas para mantener a raya a tu oponente. Sin embargo, debes recordar que para que todo esto funcione, debes mantener la calma y ser paciente. El consejo número 4 también va a mejorar tu habilidad para dominar la distancia.

4- Trabajo de pies y movimiento constante.

Al ser un oponente más pequeño, la velocidad y el movimiento constante serán tus más grandes ventajas. Si has visto super peleas donde un peleador pequeño pelea contra uno más grande, te habrás dado cuenta de que el peleador pequeño siempre se movía estratégicamente por todo el ring.

Hacer eso te mantendrá en un rango seguro y te proporcionará buenos ángulos para golpear y salir rápido. Sé inteligente, no corras riesgo, golpea cuando puedas y aléjate del alcance de los ataques de tu oponente. Y por supuesto, ¡No olvides mantenerte en movimiento!

5- Trabaja en el contraataque.

Una vez que domines los consejos del #1 al #4, entonces empieza a trabajar en el contraataque. No todos los peleadores exitosos son conocidos por su contraataque, pero eso no quiere decir que no debas trabajar en eso. El movimiento constante y mantener la distancia te permitirán ver posibles ataques. Comienza defendiendo y evitando esos ataques.

Una vez tengas la confianza para defenderlos, empieza a desarrollar ataques alrededor de ellos. Esto quiere decir que a partir de defender puños y patadas en áreas abiertas, llegarás a hacer barridos, contraataques con patadas y combinaciones. Una vez que consigas un contraataque exitoso, vuelve a una distancia segura y mantén la calma.


Recuerda, el sparring no es una pelea. Es una plataforma para mejorar no sólo tu técnica, sino que también tu mente. Y no hay mejor forma de conquistar tu mente y emociones que hacer sparring con un compañero más grande. Así que no tengas miedo, ¡No tienes nada que perder!

Nota de: evolve-mma.com