sábado, 31 de octubre de 2015

4 increíbles consejos para que puedas vivir y entrenar como un guerrero Espartano


Los Espartanos probablemente fueron los guerreros más rudos de la historia. En la Batalla de las Termópilas, 300 guerreros Espartanos enfrentaron un estimado de 100,000 a 300,000 Persas para proteger a Grecia. Esta sorprendente hazaña convirtió a esos soldados en leyendas no sólo del arte de la guerra, sino también en la valentía y la resistencia.

El arte de la guerra está arraigado en cada parte de la cultura Espartana. Desde los 7 años, a los niños Espartanos ya se les enseñaba que morir en batalla era el más grande honor que podía entregar a su familia. Fueron instruidos en que ese entrenamiento difícil, pasando a través de las condiciones de vida más difíciles y el cumplimiento de un estricto código de honor sólo era algo por lo que todos tenían que pasar.

No hay duda de que podemos aprender valiosas lecciones de estos guerreros. ¡Todos necesitamos fortalecernos un poco!

1- Entrena más duro que cualquier otro.

Los Espartanos entrenaban duro, realmente duro. Este intenso entrenamiento era lo que separaba a estos guerreros del resto. Sólo los guerreros más fuertes sobrevivían al entrenamiento; de hecho, no era raro escuchar acerca de fatalidades durante los entrenamientos. Sin embargo, esto los preparaba para el éxito en el campo de batalla. Esto se puede transferir bien a las artes marciales. Entre más fuerte trabajemos en el entrenamiento, nos irá mejor en los torneos y en los combates - tan simple como eso.

2- Entiende la importancia de la lealtad.

En Esparta todo se trataba de la supervivencia del más apto y más fuerte. Desde jóvenes, se les enseñaba a hacer todo lo que pudieran por Esparta - incluyendo que eso quisiera decir que tenían que matar para demostrar su lealtad. Las madres Espartanas inculcaban ese instinto asesino en sus hijos cuando estos salían a la guerra, recordándoles que “Vuelve con este escudo o sobre el.” En las artes marciales, tener lealtad por tu equipo puede hacer la diferencia en tu rendimiento. Entre más leal seas, tu equipo estará más dispuesto a ayudarte a alcanzar tus metas. La lealtad crea lealtad. La unión de un equipo es sólo tan fuerte como la lealtad de sus guerreros.

3- Miedo a la vergüenza.

Los Espartanos crearon un intenso miedo a la vergüenza, esto con el objetivo de que sus guerreros fueran exitosos en el campo de batalla. En lugar de animarse unos a otros por un error cometido, ellos se lo reprochaban, convencidos de que cometer cualquier error podría ocasionar la caída de Esparta. Aunque suena brutal, a veces necesitamos algunas palabras duras para volver a la realidad y encaminarnos. Imagina que tus instructores dejen pasar cada ocasión en que hiciste mal una técnica - ¿Cómo podríamos llegar alguna vez a hacer las cosas bien al final?

4- Conoce tu misión en la vida.

Al crecer, los jóvenes Espartanos fueron educados con la creencia de que todo el entrenamiento duro que hicieron y morir en batalla era por la gloria de Esparta. Por lo tanto, la muerte era algo que acogían sin temor. Toda su vida giraba en torno a este concepto - que traer gloria a Esparta era el objetivo máximo. En las artes marciales, tener objetivos excepcionales nos ayuda a perfeccionar todas nuestras fortalezas y habilidades. Entre más pronto decidas cuál es tu principal meta, entonces podrás dedicarle más tiempo.

Aunque los Espartanos perdieron la batalla, su valiente sacrificio le dio a Grecia la oportunidad de luchar otro día y triunfar sobre los Persas. No hay duda de que los guerreros Espartanos fueron exitosos dentro y fuera del campo de batalla.

Cuéntanos, ¿Cuáles de estas lecciones usarás hoy en tu en tu entrenamiento?

Artículo traducido de: evolve-mma.com