domingo, 25 de octubre de 2015

Un hombre de 74 años recibió su grado de cinturón negro en BJJ


El Brazilian Jiu-Jitsu es uno de los deportes de contacto más exigentes de la Tierra, y a menudo es considerado sólo para jóvenes. Pero eso no fue algo que a detuviera James Terlecki, quien a sus 74 años recibió su cinturón negro de BJJ.

Para Terlecki la edad no fue un obstáculo - él tenía un objetivo e iba a alcanzarlo. Los que realmente se sorprendieron fueron sus compañeros de entrenamiento, muchos de los cuales son por décadas más jóvenes que el nuevo cinturón negro. La habilidad parece ser algo que simplemente no tiene límites, incluso para una persona que está acercándose a tener tres cuartos de siglo.

Aunque Terlecki no es un novato en el tatami, él llegó mucho más tarde que el resto de competidores. Empezó en el BJJ a la edad de 40, una edad en la que muchos practicantes están considerando retirarse. James empezó su camino hacia el cinturón negro cuando tenía unos 60 años, y sus entrenadores y compañeros reconocen a menudo la fuerza y dedicación que demuestra. Para muchos, Terlecki es la prueba de que la edad no es una barrera para aquellos que de verdad quieren dominar un arte marcial.

Nada fue sencillo para Terlecki en su camino hacia la cima. Sus entrenadores creían que por su edad debería ser tratado con un poco más de cuidado, pero rápidamente dejaron esa forma de pensar. Terlecki se siente más fuerte que nunca y no tiene miedo de medirse ante hombres que tienen la mitad de su edad - y les gana. De hecho, James dice que la mayoría de sus oponentes se esfuerzan más de lo normal cuando combaten con él, ya que no quieren ser sometidos por alguien que tiene la edad como para ser su abuelo.

Ahora Terlecki cumplió su objetivo, se convirtió en el segundo en su familia en alcanzar el prestigioso grado de cinturón negro de BJJ. Su hijo de 38 años, James Jr., también es cinturón negro. James Jr. está orgulloso de su padre, no sólo presume de tener un papá que puede vencer al padre de otro sujeto, sino que también podría vencer a sus hijos. No hay nada como tener a dos peleadores en la familia, la habilidad de los Terlecki seguramente hará que los días festivos sean incluso más interesantes.



Artículo traducido de: jiujitsutimes.com