viernes, 11 de noviembre de 2016

Tim Kennedy critica a Alves y Gastelum por haber fallado el peso: "No les interesa su integridad"


En los pesajes oficiales del UFC 205 que fueron realizados el día de hoy, se presentaron dos inconvenientes, Kelvin Gastelum y Thiago Alves fallaron sus respectivos pesos. Kelvin enfrentaría a Donald Cerrone pero erró el peso por cerca de 10 libras y la pelea fue cancelada, Alves se mantuvo en la cartelera gracias a que su rival, Jim Miller, aumentó de peso a última hora para que la Comisión Atlética les permitiera pelear. Thiago será multado con el 20% de su pago, ese dinero será para Miller.

Tim Kennedy - quien por cierto iba a enfrentar a Rashad Evans en el UFC 205, pelea reprogramada para el UFC 206 por irregularidades en los exámenes médicos de Evans - asistió esta mañana a los pesajes a pesar de que ya no peleará este 12 de Noviembre, para demostrar que se tomó en serio su preparación y dio el peso reglamentario para la división de peso medio.

Kennedy entregó unas declaraciones para ‘Submission Radio’ en donde criticó a Alves y Gastelum por no haber dado el peso para sus respectivos combates (vía flocombat.com):

Tim Kennedy: “Esto es tan irrespetuoso. Me refiero a que es tan poco profesional. Ni siquiera puedo procesar qué es lo que pasa por la mente de alguien que toma la opción - y hay (varias) opciones - de no lograr el peso. Cuando vas a pelear, esto se trata de qué estás comiendo, de qué tan duro entrenas, de tu ingesta calórica y de cuánto estás quemando. Allí literalmente hay opciones que el atleta puede tomar. Es un pendejo perezoso e irrespetuoso el que hace eso. Es irrespetuoso hacia tu oponente, es irrespetuoso con los fans.”

“(Esto) es lo que Kelvin Gastelum y Thiago (Alves) dicen, ‘No me importan los fans.’ Eso es lo que ellos dicen. No se preocupan por el deporte, no les interesa su integridad, así son las cosas. Yo firmé un contrato acerca de que en este día, durante este viernes, iba a pararme en la báscula y pesar esto (185 libras). Eso es lo que dice en el contrato, y a cambio me van a pagar. Ese es el punto de ser un peleador pagado. Así que ellos ahora están rompiendo su palabra, están rompiendo el contrato y son irrespetuosos con sus oponentes. Pero lo peor de todo es que dicen, ‘A la mierda con los fans.’”