sábado, 3 de diciembre de 2016

5 cosas que aprender luego de perder un torneo


Ya sea que nos guste o no, todos tenemos que lidiar con la derrota en algún punto de nuestras vidas. Afortunadamente, fallar no significa el final del camino - si es que elegimos presionar y perseverar. Después de todo tienes el absoluto control acerca de cómo reaccionar ante las situaciones, incluyendo fallar. Esto quiere decir que tienes el poder para tirar la toalla, o para levantarte y seguir. La pregunta es, ¿qué debes elegir hacer cuando fallas?


Entendemos cómo se siente que las cosas no salgan de acuerdo al plan, y es por eso que compartimos esta lista con ustedes. Si actualmente lidias con la derrota, entonces créenos cuando te decimos que vas a estar bien. Además hasta los mejores a veces caen, es sólo que ellos eligen levantarse y seguir intentándolo.

Hoy les presentamos 5 cosas que aprender luego de perder un torneo:

1. Es mejor intentarlo y fallar que nunca haberlo intentado.


Si quieres evitar fallar por medio de ni siquiera intentarlo, entonces la dura realidad es que nunca probarás el éxito. Si nunca tratas, entonces nunca te pondrás a ti mismo a prueba, hay que luchar para alcanzar tus metas. En algún punto del camino vas a lamentar no haber aprovechado tomar la oportunidad. La vida es muy corta para lamentarse por oportunidades perdidas, ¡así que persigue esas metas con todo lo que tienes!

2. Lo más importante es aprender y crecer a partir de los errores.


Hay dos maneras de ver una derrota:

- El fin de lo que sea que estés haciendo porque no eres lo suficientemente bueno.

- Una lección para ayudarte a darte cuenta de cómo progresar y convertirte en una mejor versión de ti mismo.

¿Cómo verías tu pérdida? Si tu respuesta es la número 1, entonces es momento de cambiar tu manera de pensar ya que nada que valga la pena es fácil. Y perder no hace que seas una falla, así pienses lo contrario. Ayuda tomar la derrota como una experiencia de aprendizaje ya que te das cuenta de qué salió mal, ¡y por supuesto trata de hacerlo bien la próxima vez! Al enfocarte en la auto-mejora, serás capaz de transformar tus debilidades en fortalezas y así crecer.

3. El único momento en que verdaderamente pierdes es cuando te das por vencido


Piensa en esto: tienes el poder de decidir si terminó o no, esa es la decisión que depende de ti. Si decides tirar la toalla, entonces realmente habrá acabado, debido a que eso quiere decir que no vas a levantarte ni a intentarlo de nuevo. Confiamos en que sólo es cuestión de tiempo antes de que seas exitoso. Las cosas no habrán terminado si no decides que así sea.

4. Es verdad que lo que no te mata te hace más fuerte


Has pasado por tanto en la vida, y la mejor parte es que te impusiste a todo eso para llegar a donde estás ahora. Así que incluso si pierdes, toma coraje sabiendo que vas a estar bien. Si todavía no estás convencido, estarás aliviado al saber que los científicos han descubierto que pequeños montos de trauma (como el hecho de fallar) ¡de hecho pueden hacerte más resistente! Así que levanta la barbilla y sigue adelante.

5. Al final del día, importa más el viaje que el destino


Sin el viaje nunca podrás alcanzar tu destino. Por eso es que esta es la parte más importante sin importar los obstáculos que puedas encontrar a lo largo del camino. Una vez aprendas a aceptar cada paso de tu aventura, incluyendo esos momentos malos, entonces definitivamente irás en la dirección correcta para lograr tus objetivos y alcanzar el éxito. Además descubrirás que ganar no lo es todo. Incluso siempre vas a ser un ganador si aceptas el desafío e intentas esa oportunidad que podrías perder. ¡No todos tienen la valentía de dar un paso adelante y aceptar el chance!

Sin duda existe la probabilidad de fallar cuando intentas hacer algo. Pero sin la posibilidad de fallar, ¿entonces cómo vas a saborear el éxito? Sabemos que tienes lo necesario para recuperarte de una falla. ¡Así que sigue adelante y sé asombroso!

Nota de: evolve-mma.com