lunes, 12 de diciembre de 2016

5 cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando bebes alcohol constantemente


Aunque es bueno relajarse con una o dos cervezas de vez en cuando, seguro debes estar pensando, “No puede ser tan malo, ¿o sí puede?” Desafortunadamente sí puede. Un sorbo de alcohol - sin importar si es cerveza, vino o whisky - puede quedarse en tu cuerpo por dos horas. Y una vez que entra a tu torrente sanguíneo, el alcohol tiene el poder de afectar cada órgano y sistema en tu cuerpo. ¿Imaginas lo que podría hacer a tu cuerpo beber constantemente?

Hoy compartimos con ustedes 5 cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando bebes alcohol constantemente:

1. Lo que le hace a tu cerebro


Estudios han demostrado que el consumo de alcohol demostró una disminución significativa en los tests cognitivos y detrimento considerable en los tiempos de reacción. En resumen, el alcohol interfiere en la manera como trabaja el cerebro. Eso explica el por qué estás más propenso a estallar en ira cuando estás bajo la influencia del alcohol y hace que te sea más difícil pensar claramente y moverte coordinadamente.

2. Lo que le hace a tu corazón


Aunque algunos estudios muestran que una cantidad moderada de alcohol puede prevenir que los adultos sufran de afecciones cardiacas, un estudio reciente demuestra que esos efectos podrían beneficiar sólo al 15% de la población con cierto perfil genético afectando los niveles de colesterol HDL. Eso significa que esta teoría no funciona para todos. Al mantener un consumo mínimo, podrías evitar serios problemas del corazón como la cardiomiopatía (aumento del tamaño del corazón), arritmia (latidos irregulares), apoplejía y presión arterial alta.

3. Lo que le hace a tus músculos


Beber alcohol y entrenar no combinan, en especial si lo que buscas es lograr músculo. Un estudio demostró que hay una correlación directa entre el consumo de alcohol y la hipertrofia muscular. Se encontró que el alcohol afecta la respuesta hormonal e inflamatoria al ejercicio, haciendo difícil que el cuerpo repare las proteínas dañadas y que construya nuevas, las cuales son esenciales para ganar músculo.

4. Lo que le hace a tu piel


Cuando bebes alcohol, tus vasos sanguíneos se dilatan, haciéndolos más propensos a roturas. Si alguna vez te has preguntado cuál es la causa de que los ojos se te pongan rojos cuando bebes, aquí tienes la respuesta. El alcohol ensancha las arterias y venas mientras tu corazón bombea más líquido en los tejidos circundantes para lograr equilibrio. Si quieres una mejor piel, evita el alcohol.

5. Lo que le hace a tu estómago


Si no estás dispuesto a perder tu hábito de beber alcohol regularmente, entonces también estás dispuesto a perder tu six-pack (o los indicios de ese six-pack que apenas empiezas a lograr). El alcohol no sólo causa un estómago hinchado, también lo irrita, lo cual termina en acidez. Incluso peor, puede incrementar la permeabilidad intestinal, permitiéndole a toxinas y bacterias peligrosas escapar de tu sistema digestivo hacia tu torrente sanguíneo.

Aunque no está mal beber de vez en cuando, tienes que mantener el consumo de alcohol al mínimo. Al igual que con todas las cosas, esto se trata de moderación, no quieres terminar arrepintiéndote de algo. Así que cuéntanos, ¿cómo planeas mantener el consumo de alcohol al mínimo?

Nota de: evolve-mma.com