sábado, 17 de diciembre de 2016

7 cosas que nunca deberías hacer cuando entrenas


Como artistas marciales en continua auto-mejora, a veces fallamos en darnos cuenta de qué estamos haciendo mal. Hay malos hábitos que pueden llevarnos al fracaso. Si no hacemos algo para corregirlos inmediatamente, podríamos no alcanzar nuestras metas. Si estás listo para ser el mejor artista marcial que puedas, entonces te invitamos a leer las 7 cosas que nunca deberías hacer cuando entrenas:

1. Pensar en ser promovido de grado


Sí, todos queremos ser promovidos. Pero ser premiado con un rango más alto no es el fin de las artes marciales. Cualquiera puede comprar un cinturón negro o uno violeta y cuando te obsesionas con recibir un ascenso, te estás perdiendo de lo más importante del viaje por las artes marciales: las experiencias que obtenidas mientras vas por ese camino. Lo que hace verdaderamente especial a un grado/cinturón es cómo lo conseguiste - desde ser forzado a tapear constantemente por personas con cinturones más altos o incluso descubrir sus tácticas y usarlas en contra de ellos, eso es lo que cuenta.

2. Ser muy agresivo con tus compañeros de entrenamiento



En serio, no hay necesidad de entrenar como si estuvieras listo para destruir a tu compañero. Ambos están allí para aprender uno del otro, y definitivamente no vas a aprender nada mientras uses toda tu fuerza en contra de tu oponente. Cuando estás muy agresivo, vas a tender a usar técnicas sucias porque sientes que peleas como si tu vida dependiera de ello. Además es probable que la gente se aleje de ti cuando llegue el momento de elegir a un compañero. Aquí tienes un pequeño consejo: simplemente es un entrenamiento. No hay necesidad de entrar en pánico. Relájate y ve con la corriente. ¡No hay necesidad de lastimar a tu compañero de entrenamiento!

3. Hablar mientras tu entrenador explica


Nada es más molesto para tu instructor (y para los compañeros a quienes les importa el tema) que cuando hablas mientras él/ella intenta explicar una técnica. A menos que seas cinta negra o que tengas un título mundial, es bastante más probable que tu instructor conozca mejor que tú esa técnica. Hazte un favor a ti y a todos los demás y presta atención mientras el entrenador está explicando. Quien sabe, quizás aprendas algo nuevo.

4. Ser un asistente de instructor no oficial


Si ves a alguien haciendo ejercicios de repetición o un sparring intenso pero te das cuenta de que hacen mal alguna técnica, por favor no te acerques a decirles qué deben hacer. Si estás haciendo sparring con alguien y sientes la necesidad de corregirlo, no lo hagas. No hay nada más irritante para tus compañeros de equipo que tener a alguien del mismo nivel diciéndoles qué hacer. Si quieres decir algo, espera a que termine la clase. Debes estar seguro de que lo que vas a decir es 100% correcto. O puedes decirle a tu compañero que pida ayuda al instructor o a alguien con un rango más alto.

5. Decirle a tu oponente que el sparring va a ser “suave” pero haces lo contrario


Las personas tienen muchas razones para hacer un sparring ligero, ya sea por una lesión, porque van a hacer sparring con alguien de mayor grado, o que no se sientan al 100% Debes tener palabra. Si dices que el sparring será suave, significa que vas a fluir con tu compañero, no quiere decir que vas a arrasar con él o ella. Tu compañero va a tomar eso como si estuvieras sacando ventaja de que él/ella no esté al 100% y eso no es justo.

6. Negarse a tapear


Lo entendemos, en algún momento quieres convertirte en campeón mundial. Quieres hacer todo lo que puedas para alcanzar tus metas, subir al podio y recibir la medalla de oro. Pero no podrás hacer eso si estás lesionado. Negarte a rendirte ante una sumisión porque enfrentas a alguien con un cinturón más bajo o alguien que es físicamente más pequeño, eso no te llevará cerca del podio. Tapear es normal, todos lo hacen, incluso los cinturones negros. No dejes que tu ego tome el control, hay peores cosas que tapear de vez en cuando.

7. Ser un compañero de entrenamiento elitista



Cuando se trata de elegir compañeros de entrenamiento, no simplemente optes por escoger a la persona con la que entrenas regularmente. Si quieres ser un mejor artista marcial, entonces debes entrenar con distintos compañeros, de distintas estaturas, género, y nivel de habilidad. Hay algo que aprender de todos, si te mantienes haciendo sparring con las mismas personas, entonces no vas a poder aprender todo lo que puedas.

Sin importar en qué lugar estés en tu viaje por las artes marciales, no hay duda de que podrías aprender una o dos cosas si evitas hacer los 7 hábitos que te presentamos. Llegarás más lejos de lo que habrías imaginado si estás más abierto a aprender y si simplemente disfrutas tu viaje por las artes marciales. Así que cuéntanos, ¿Cuáles de estos malos hábitos harás a un lado el día de hoy?

Nota de: evolve-mma.com