lunes, 5 de diciembre de 2016

8 hábitos que te ayudarán a aprender las técnicas un poco más rápido


En la vida, al igual que en las artes marciales, las ayudas para alcanzar el éxito siempre son bienvenidas. En las artes marciales, sentirse cómodo con ciertas posiciones o técnicas requiere un montón de tiempo. Por eso es que es importante cultivar el aprendizaje al inicio de tu viaje. La fase de principiante es la más difícil, debido a que intentas acostumbrarte a entrenar al menos de 3 a 4 veces por semana. Cuando a los estudiantes les resulta muy difícil sobrepasar la fase de principiante, pierden el interés y eventualmente renuncian por completo.

Entendemos por lo que estás atravesando. Pero créenos, cuando termines con la fase de principiante, todo será más fácil. Todo lo que necesitas es un poco de ayuda para superar esa etapa. Hoy compartimos con ustedes 8 hábitos que te ayudarán a aprender las técnicas un poco más rápido:

1. Toma notas



A menos que tengas memoria fotográfica, tomar notas de cada sesión de entrenamiento te ayudará a recordar todo lo que viste. Y no hablamos solamente de las técnicas que aprendiste en clase, también podrás llevar registro de tus sparrings así como también de las técnicas específicas en las que te gustaría trabajar en el futuro. Para hacer de esto un hábito, intenta tomar notas justo después de tu entrenamiento cuando lo que aprendiste sigue fresco en tu mente. De esta manera ¡no perderás el más mínimo detalle de lo que posiblemente hará toda la diferencia!

2. Haz preguntas



En el pasado ya les hemos hablado acerca de hacer preguntas, especialmente acerca de las técnicas de las que tienes dudas. Después de explicar una técnica, los instructores habitualmente le piden a sus estudiantes que hagan preguntas - ¡que no te de pena y pregunta! Tu instructor está allí para guiarte y convertirte en un mejor artista marcial, él no puede hacer su trabajo si tienes dudas acerca de lo que has aprendido. En vez de intentar entenderlo por tu cuenta (perdiendo algunos detalles importantes en el proceso), pídele ayuda a un instructor o a algún estudiante que tenga un alto grado.

3. Haz ejercicios de repetición antes y después de entrenar



Tomarse el tiempo de hacer ejercicios de repetición antes y después de clase te ayudan a que las técnicas se sientan más naturales, ayuda a corregir los errores y a mejorar los conocimientos que ya se tienen. Mientras más avances en tu viaje por las artes marciales, verás más ventajas al hacer esto. ¡Empieza el hábito de hacer ejercicios de repetición y haz que sea parte de tu entrenamiento!

4. Entrena con personas que tengan diferentes niveles de habilidad


Si te mantienes haciendo sparring y entrenando con las mismas personas, no aprenderás nada. Después de algunos meses, tú y tu compañero habrán memorizado las técnicas favoritas del otro, y ¿cuál es el desafío en eso? Para convertirse en un artista marcial completo, necesitas entrenar con personas que cuenten con distintos niveles de habilidad: alguien con más habilidad que tú (para que te muestre y te guíe en lo que necesitas trabajar), y alguien con quien pienses que puedes dominar (para probar nuevas técnicas y probar tu técnica).

5. Fija objetivos para cada sesión de entrenamiento


Una de las mejores maneras de motivar a alguien que entrena es fijando objetivos. Incluso en una clase sin sparring, tener una meta es importante si quieres desafiarte a ti mismo. Piensa en las técnicas en las que quieres trabajar, o en la estrategia para una futura competición. Sácale el mayor provecho a cada clase y fijate un objetivo en el que trabajarás en cada entrenamiento.

6. Sé constante con tu entrenamiento



Entrenar constantemente no quiere decir que debas entrenar a diario. Simplemente significa que debes programar una agenda y ajustarte a ella tanto como puedas. Para ver una mejora, tienes que entrenar 3 o 4 veces por semana como mínimo. Para mejorar en las artes marciales, necesitas esforzarte por asistir a clase sin importar que tan cansado te sientas. Quizás pueda resultar difícil que te pongas tu equipo e iniciar el entrenamiento, ¡pero después de 15 minutos finalmente vas a sentirte mejor!

7. Estudia fuera de clase



Saca tiempo para estudiar cuando no entrenas, puede ser revisando vídeos, o leyendo tus notas, tienes que pensar en las artes marciales tanto como puedas. Entre más tiempo y energía le dediques, ¡estarás más motivado a entrenar fuerte y alcanzar tus metas!

8. Domina lo básico



Es cierto que puede verse genial intentar de vez en cuando ese movimiento de fantasía, pero ayuda tener un buen conocimiento acerca de lo básico del arte marcial de tu elección. Los fundamentos son sobre lo que está construido todo movimiento avanzado. ¡Dominar lo básico hará que sea más fácil realizar esos movimientos avanzados!

A pesar de que no hay un atajo mágico, no hay duda de que estos tips, junto con determinación y un espíritu guerrero inquebrantable, te van a ayudar a mejorar. Así que cuéntanos, ¿cuál de estos consejos utilizarás hoy?

Nota de: evolve-mma.com