miércoles, 7 de diciembre de 2016

Esto es lo que sucede con tu cuerpo cuando dejas de beber bebidas gaseosas


Imagina esto: son las 03 p.m. y miras el reloj una y otra vez mientras luchas con el cansancio. Tal vez intentas decidir con qué bebida vas a acompañar tu comida. En esta situación la pregunta sería, ¿tienes la costumbre de elegir tu bebida gaseosa favorita? Quizás optes por la soda de dieta con la esperanza de que esa sea la opción más “sana”.

Si piensas que la gaseosa es inofensiva, entonces piénsalo de nuevo. La soda es adictiva y causa un daño irreversible en tu cuerpo si la bebes con regularidad. ¿Quieres saber qué sucede cuando eliminas a la soda de tu dieta? Hoy compartimos con ustedes 5 increíbles cosas que le suceden a tu cuerpo cuando dejas de consumir bebidas gaseosas:

1. Disminuyes medidas de cintura


Si has estado bebiendo soda de dieta para evitar ganar peso, entonces probablemente no hayas visto resultados porque ¡lo estás haciendo mal! ¿Así que por qué no reemplazar la soda con té verde o con agua libre de calorías?

2. Previenes que tus huesos se vuelvan frágiles


Probablemente ya lo has escuchado antes: demasiada soda es mala para tus huesos. Se han realizado estudios que concluyeron que quienes beben gaseosa tienen huesos más frágiles debido a que la soda desplaza a otras bebidas ricas en calcio como la leche.

Además, la gaseosa oscura contiene una variedad mutante del fósforo, el cual de hecho es un químico natural encontrado en granos y frijoles. Desafortunadamente, esta variedad mutante del fósforo es hiper-absorbible, por lo cual tu cuerpo no es capaz de expulsarla. El resultado es escape de calcio de tus huesos e incremento del riesgo de osteoporosis.

3. Aumentas tu energía y tu capacidad de enfocarte


No hay dudas acerca de que conseguirías un impulso temporal de azúcar y cafeína luego de beber esa soda en la tarde, pero aquí la palabra clave es “temporal”, una investigación ha revelado que el consumo de azúcar a largo plazo podría conducir a un deterioro del aprendizaje y de la memoria, entre otras cosas. Incluso se ha detectado una conexión entre el consumo exagerado de gaseosa y un mayor riesgo de sufrir Alzheimer. ¡Quizás lo pienses dos veces antes de buscar otra bebida gaseosa!

Eliminar la soda también aumentará tu energía ya que vas a elegir opciones más saludables (como el salmón o la espinaca).

4. Vas a mejorar tu sistema inmune


Las sodas son de naturaleza ácida y eso puede provocar caos en tu sistema digestivo, también reflujo ácido y erosionan el esmalte de tus dientes. Lo que es peor, se ha descubierto que los endulzantes artificiales en la soda de dieta tienen un impacto negativo en nuestra flora intestinal, lo cual afecta la manera en que trabaja nuestro sistema inmune y la forma en que nuestro cuerpo reacciona a una infección.

Beber mucha gaseosa puede llevar a enfermedades como la diabetes tipo 2, afecciones del corazón y cáncer. Así que cuando dejas de beber soda, estarías bajando drásticamente las posibilidades de contraer dichas enfermedades en el futuro.

5. Desaceleras el proceso de envejecimiento


¿Sabías que dejar de beber soda puede desempeñar un papel en el mantenimiento de tu juventud? The American Journal of Public Health reportó que las bebidas gaseosas cargadas de azúcar incrementan el proceso de envejecimiento de las células. Eso quiere decir que en este momento quizás estás acelerando involuntariamente el proceso de envejecimiento con cada soda que bebes. ¿Así que por qué no eliminar por completo el consumo de sodas?

Así que cuéntanos, ¿estás listo para decirle adiós a las sodas y darle la bienvenida a una versión más saludable de ti mismo?

Nota de: evolve-mma.com