martes, 20 de diciembre de 2016

Nick Diaz habla acerca de la vez que fue noqueado por un "viejo, gordo hijo de perra de 260 libras"


Nick y Nate Diaz no sólo son conocidos por su Boxeo poco ortodoxo, por su gran nivel de BJJ, por la habilidad que tienen para hablar basura de sus rivales, o por tener un cardio inagotable. Una de las cualidades más evidentes de los hermanos Diaz es su capacidad para absorber daño sin caer.


Nick por ejemplo, sólo tiene dos derrotas por TKO en su récord profesional y una fue por detención médica. Nate sólo fue vencido una vez por la vía del TKO y fue debido a esa patada a la cabeza propinada por Josh Thomson.

El mayor de los Diaz relató una anécdota para ‘The Jasta Show’, en donde habló acerca de la vez que fue noqueado mientras entrenaba cuando apenas era un adolescente (vía BJPenn.com):

Nick Diaz: “Yo también recibí una paliza cuando empecé a entrenar. Hice sparring con este viejo, gordo hijo de perra de 260 libras que dirigía el gimnasio. Básicamente empezó a comer mierda cuando comencé a golpearlo justo en el rostro y él estaba como, ‘Tengo que ganar esto chiquillo de mierda,’ ya que no se esperaba eso. Y yo no esperaba eso pero lo estaba logrando y luego él me lastimó, estaba en la esquina en donde no me podía mover y simplemente me jodió.”

“Y luego yo me decía, ‘Whoa, no, no no, estás acabado, Te jodieron. Estás acabado.”

Definitivamente tenía una conmoción cerebral. Después sentía nauseas, estaba tan jodido. Así que lo sé bien (qué se siente ser noqueado). La gente dice, ‘¿Por qué no te noquean?’ Y yo respondo, ‘Porque no quiero ser noqueado hijo de perra, ¡vete a la mierda!’ Estoy bastante consciente de que debo intentar mejorar mi sentido de seguridad,”