miércoles, 15 de febrero de 2017

Conor sobre Floyd: 'Mi puño es más grande que su cabeza. Si lo golpeo, su cabeza volará hacia las gradas'


Conor ‘The Notorious’ McGregor recientemente dio una entrevista para Zach Baron de GQ. Allí el irlandés habló acerca del tema más popular del momento en el mundo de los deportes de contacto, nos referimos a su potencial encuentro de Boxeo ante la leyenda, Floyd Mayweather Jr.

‘The Notorious’ definitivamente quiere el combate con Floyd, aunque no le importaría enfrentar primero a algunos de los anteriores oponentes de Mayweather (vía GQ.com):

“¿Tendrías que hacer algo distinto para ser competitivo en Boxeo? Floyd Mayweather ha estado peleando durante cada día de su vida por 40 años.”

Conor McGregor: “Sí, eso es genial, excepto porque utilizas el ‘término’ pelea de (manera) diferente, porque él no ha peleado en 40 años. (Floyd) ha estado boxeando por 40 años. Hay una gran diferencia entre boxear y pelear. El Boxeo es una pelea limitada con un conjunto de reglas específicas. Pelear es (algo) verdadero, allí puedes hacer de todo.”

“Pero estamos hablando acerca de su conjunto de reglas, ¿cierto?”

Conor McGregor: “Claro que lo hacemos. Estamos hablando de Boxeo. Eso es todo. Pero como dije antes, la edad no espera por nadie. Él tiene 40 años. Es un pequeño… tiene una cabeza pequeña. En serio, mi puño es más grande que su cabeza. Yo duermo (noqueo) a la gente. Dejo a las personas inconscientes. Me estoy refiriendo a hechos. Si golpeo a este hombre, su cabeza saldrá volando hacia las gradas. ¿Me entienden? Si golpeo esa pequeña cabeza, se va a separar limpiamente de sus hombros hacia las gradas.”

“¿Floyd Mayweather es el sujeto con el que esperas pelear?”

Conor McGregor: “Me refiero a que esto es lo que todos quieren, eso es lo que tiene más sentido. Pero no tengo problemas con volarle la cabeza de una bofetada a alguno de los oponentes que (Floyd) no logró finalizar. Todo lo que hace es (llegar a las) decisiones. Nunca pudo detenerlos. Así que todo lo que debo hacer es elegir a uno de esos estúpidos con los que (Mayweather) sólo llegó a la decisión, lanzar la mano izquierda contra su cabeza, dormirlo, y luego ahí lo tienes: (el trabajo) está hecho.”