domingo, 9 de julio de 2017

Amanda Nunes habría tenido permiso médico para pelear, sin embargo se negó a hacerlo


El UFC 213 - que tuvo lugar el día de ayer en el T-Mobile Arena - definitivamente fue un evento que no defraudó. Aunque tuvo decisiones con las que varios fans no están de acuerdo, la cartelera contó con varias finalizaciones entre las que destaca la victoria por neck crank de Oleksiy Oliynyk sobre Travis Browne.

Sin embargo, el evento pudo ser mejor si la revancha entre la Campeona de Peso Gallo, Amanda Nunes, y la retadora, Valentina Shevchenko, no hubiera sido retirada horas antes del inicio de la cartelera. Nunes y Shevchenko iban a protagonizar el combate estelar, pero la pelea fue cancelada y Robert Whittaker vs. Yoel Romero pasó a liderar.

El portal ‘TMZ’ reportó algunos “misteriosos” detalles acerca de la salida de Amanda del encuentro ante Shevchenko:

“Amanda Nunes ha salido misteriosamente de su pelea titular con Valentina Shevchenko… Y decimos misteriosamente porque así es como lo ve el UFC. TMZ Sports se ha enterado de que Nunes esta semana se quejó por no sentirse bien y fue al hospital el viernes y el sábado.

Nuestras fuentes dicen que los médicos la revisaron repetidas veces pero no encontraron algo malo. No obstante, Nunes mencionó que no estaba lo suficientemente bien para pelear en la noche del sábado y salió (del combate)”.