lunes, 10 de julio de 2017

Jedrzejczyk estuvo cerca de entrar como reemplazo de Nunes para enfrentar a Shevchenko con poco aviso


Cuando fue revelado que la Campeona de Peso Gallo del UFC, Amanda Nunes, se negaba a entrar al Octágono del UFC 213 (08 de Julio de 2017) para la revancha con Valentina Shevchenko, se especuló acerca de si la pelea sería reprogramada para otra fecha o si Valentina enfrentaría a una rival de reemplazo.

Al final, la pelea fue cancelada y se espera que tenga lugar en el UFC 215, pero a pesar de la salida de Amanda, Shevchenko estuvo a punto de participar en el UFC 213, y eso se debe a que la Campeona de Peso Paja, Joanna Jedrzejczyk, se ofreció para enfrentar a Valentina con apenas unas horas de anticipación.

Poco antes del inicio del evento, Joanna publicó en su cuenta oficial de Instagram, este vídeo acompañado del siguiente mensaje:

Joanna Jedrzejczyk: “Hablé con Dana White y el UFC - ¡Intentaremos hacer que esta pelea suceda! #UFC 213”.


Una publicación compartida de Joanna Jedrzejczyk (@joannajedrzejczyk) el

Joanna incluso dio algunas declaraciones en donde demostraba que iba en serio con lo de medirse ante Shevchenko (vía MMA Fighting):

”Recibí una llamada de Dana (White), y por supuesto que no estoy en forma para pelear al 100%, pero seré honesta, le dije a Dana y al UFC que si me querían, que si me necesitaban hoy, entonces hoy entraré al Octágono, esta noche. Respeto a Valentina, lo lamento por ella. Desde luego, Amanda está enferma. Eso apesta. Esa mierda a veces sucede”.

Pero, ¿por qué no se dio Jedrzejczyk vs. Shevchenko? La razón es que la Comisión Atlética del Estado de Nevada debe realizarle pruebas de embarazo a las mujeres que compiten, y el UFC 213 estaba tan próximo que simplemente no había tiempo para someter a la Campeona de las 115 libras a dichas pruebas. ‘Joanna Champion’ se refirió a este tema en una entrevista entregada para los medios el pasado sábado en el T-Mobile Arena (vía NESN.com):

“Estuvo muy cerca. Fue por un test de embarazo. No había tiempo suficiente para conseguir los resultados que necesitaban - se requieren 72 horas para obtener los resultados”.

“No hay mala sangre entre Valentina Shevchenko y yo. Tenemos una muy buena relación. No pierdo la cabeza por Valentina ni por pelear con ella. Sólo es por los fans, por intentar salvar el show”.

“Todo es acerca del deporte.Yo pensaba, si voy a pelear este combate, si gano o pierdo, no importa. Simplemente voy a pelear y ayudaré a Valentina y al UFC”.