sábado, 25 de noviembre de 2017

6 razones por las que Conor McGregor debe defender su título de inmediato


El Campeón de Peso Ligero del UFC, Conor McGregor, no ha entrado al Octágono desde su victoria por TKO sobre Eddie Álvarez en UFC 205, evento realizado el pasado 12 de Noviembre de 2016. ‘The Notorious’ invirtió la mayor parte de 2017 promocionando y participando en su encuentro de Boxeo con Floyd Mayweather Jr. Y aunque el presidente del UFC, Dana White, diga que financieramente este ha sido el mejor año de la compañía del Octágono, eso se debe a un encuentro de Boxeo en donde su más grande estrella fue noqueada.

A medida que los números del UFC se desploman, está claro que los nuevos dueños de esta promotora deben devolverlo al Octágono lo más pronto posible, y eso no será tarea fácil teniendo en cuenta que Conor exige participar como promotor en su próxima pelea.

Pero dejando las finanzas de lado, el hecho de permitirle a McGregor estar al margen durante tanto tiempo ciertamente daña al deporte. Vamos a darle un vistazo a las razones por las que McGregor debe defender su título de inmediato.

Mandatory Credit: Adam Hunger for USA TODAY Sports

6. Está destruyendo un potencial legado histórico

Esto quizá es algo que a McGregor no le importa debido a sus cientos de millones de dólares, pero es un tema que al menos debe ser discutido.

‘The Notorious’ sin duda está dañando un legado que podría estar a la par de los mejores peleadores de todos los tiempos. Ha preferido las ‘peleas del dinero’, participa en divisiones de peso superiores, e incluso compitió en Boxeo, y todo mientras mantiene estancada la división de peso ligero.

Conor nunca ha defendido un cinturón en toda su carrera, y de qué sirve tener un título si después el UFC le va a permitir guardarlo por un año o más.

McGregor podría silenciar a todos los críticos defendiendo el cinturón un par de veces, el problema es que parece que simplemente no le importa.


5. Es momento de dejar de estancar las divisiones

Conor fue despojado del cinturón de peso pluma poco después de ganar el campeonato de peso ligero debido a la inactividad, y ahora está haciendo lo mismo con el campeonato de las 155 libras. El Campeón Interino de Peso Ligero, Tony Ferguson, posee una racha de 10 triunfos en línea, pero es incierto si en algún momento entrará al Octágono con McGregor para unificar los títulos.

Eso es un chiste, y es uno que va en contra del espíritu de las MMA. El peso pluma y ligero son dos de las más talentosas y competitivas divisiones en las MMA, y estancarlas por los caprichos de un hombre que sabe que puede hacer lo que le venga en gana, eso hace que el UFC se vea mal, y priva a los fans de las emocionantes y legítimas peleas que ellos quieren ver.

‘The Notorious’ puede tomar todas las peleas del dinero que quiera, pero es momento de despojarlo del título y permitir que la división de los ligeros avance, si es que él no va a defender el cinturón. Pero debería intentar defenderlo.


4. Las ventas de PPV del UFC se están desplomando

Dejando de lado las declaraciones de Dana White acerca del éxito financiero del UFC en el 2017, durante este año los números de PPV fueron absurdamente malos después de un 2016 en donde McGregor disparó esas cifras con tres carteleras que superaron el millón de ventas. Es cierto que el UFC pudo haber encontrado una ganancia inesperada con Floyd Mayweather vs. McGregor, pero eso está lejos de ser sostenible.

Este encuentro de Boxeo fue co-promovido con SHOWTIME Sports, mientras que eventos como UFC 213, UFC 215, y UFC 216 - los cuales eran cercanos al encuentro entre Conor y Floyd - obtuvieron algunos de los números más bajos de PPV en la historia del UFC.

Eso no es bueno para los nuevos dueños de la compañía del Octágono, quienes pagaron 4,200 millones de dólares por el UFC en Julio de 2016, y tampoco es favorable que no planeen incluir a Conor en futuros eventos.

El UFC necesita generar dinero programando una cartelera liderada por McGregor, y el irlandés debe defender el cinturón.


3. Está afectando la imagen de las MMA

Además del hecho de que estancó dos divisiones, Conor definitivamente está afectando la imagen del UFC, la cual es una compañía que asegura que programará combates entre los mejores peleadores para decidir quién está en la cima.

Los fans de McGregor pueden resaltar que el irlandés atrajo un montón de atención al deporte de las MMA, y eso es algo que no puede ser negado. Él generó más atención de los medios que probablemente cualquier otra estrella en la historia del UFC, tal vez sólo igualado por la ilustre carrera de Ronda Rousey.

Sin embargo, su reciente comportamiento está haciendo más mal que bien a las MMA. Te preguntarás, ¿cómo? McGregor primero fue acusado por ser racista durante el tour de cuatro ciudades previo a su encuentro con Mayweather, y luego encabezó titulares por los insultos homofóbicos que utilizó para describir a Andre Fili, quien iba a enfrentar al buen amigo del irlandés, Artem Lobov, en el UFC Fight Night 118.

Esas sólo son palabras de un hombre que en esencia puede hacer lo que quiera, pero McGregor llevó todo a un nuevo nivel con su incidente en el Bellator 187, en donde entró a la jaula y empujó al referee Marc Goddard y abofeteó a un guardia de seguridad. Es cierto, ‘The Notorious’ atrae atención, pero esa no es la clase de atención que el deporte necesita.

Photo by Joshua Dahl for USA TODAY Sports
2. La trilogía con Nate Diaz está perdiendo impulso

Tal vez la razón más grande para que McGregor no haya firmado para pelear con Ferguson, es el inminente tercer combate de desempate con su némesis, Nate Diaz. El menor de los hermanos Diaz sorprendió sometiendo a Conor en el UFC 196, y McGregor obtuvo una decisión mayoritaria sobre Nate en el UFC 202.

McGregor vs. Diaz ha parecido inminente desde entonces, pero ha perdido impulso debido a que ambos peleadores se han hecho a un lado mientras piden salarios mucho más altos.

En este momento existe la posibilidad de que Nate reciba un chance al título de peso wélter ante el Campeón de esa división, Tyron Woodley. Si Nate llega a vencer a Woodley, eso significa que en el tercer encuentro con McGregor, el UFC la haría en grande al darle al irlandés la oportunidad de enfrentar a Nate por el cinturón de las 170 libras, abriendo el chance de que Conor obtenga un tercer cinturón.

Pero como es usual en estos casos, Diaz está elevando su precio para intentar sacar un gran cheque de esa superpelea. A medida que el tiempo pasa, los fans empiezan a darse cuenta que Ferguson tiene que ser el próximo rival de McGregor, y Diaz perderá la que podría ser la pelea más importante de toda su carrera, y todo por negarse a negociar.


1. La hipocresía con la que es promovido

La última y posiblemente más importante razón por la que McGregor tiene que defender el título, es la hipocresía con la que ha sido promovido por el UFC.

Dana White ama decir que McGregor peleará con ‘cualquiera y en cualquier momento’, y tal vez eso fue cierto cuando aceptó enfrentar a Chad Mendes en el UFC 189 en 2015. José Aldo iba a ser su oponente pero sufrió una lesión, y Conor aceptó enfrentar a un reemplazo.

McGregor luego unificó los cinturones de peso pluma al noquear a Aldo en el UFC 194. Después se midió en dos combates con Nate Diaz y cada quedó con un triunfo a su favor. Y por último, el irlandés subió a la división de peso ligero en donde le arrebató el cinturón - el cual a la fecha no ha defendido - a Eddie Alvarez por la vía del TKO en el UFC 205. En este punto parece que a diferencia de lo que dijo White, Conor no peleará con cualquiera en cualquier momento. McGregor a menudo habla acerca del espíritu de las artes marciales y del amor y respeto que siente por el deporte, pero todo eso es empañado cuando decide no tomar combates que van de acuerdo a la meritocracia.

Para muchos eso algo insultante para las MMA, y el deporte que amamos ciertamente está sufriendo debido a ello.

Pero hay una solución rápida, lo único que ‘The Notorious’ debe hacer es defender su cinturón.

Ya veremos si él lo hace, o si opta por otra ‘pelea del dinero’ que los fans casuales seguramente van a comprar. ¿Qué opinas de la dirección en la que McGregor ha encaminado al UFC?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario